Uno de los materiales más abundantes en la corteza terrestre es aluminio. Su presencia es fundamental en el desarrollo de prácticamente todo tipo de industrias debido a sus propiedades tecnológicas y su precio económico. Su tiempo de vida útil es en realidad difícil de calcular, ya que el bajo costo de reciclado asegura la permanencia en diferentes tipos de aplicaciones, y es un material de producción mundial.

El aluminio se encuentra en forma de aleaciones, es decir, mezclas con otros metales que dar características particulares, como el hierro y el silicio. Se obtiene de la bauxita
(nombrada así en honor al sitio de su descubrimiento, en Francia) mediante la electrólisis del mineral, obteniendo alúmina u óxido de aluminio.

Por lo general, existen dos tipos de aleaciones de aluminio: de fundición y de forjado. Ambas pueden dividirse a su vez en aleaciones tratables térmicamente y en aleaciones no tratables térmicamente. Dentro de estas variedades de aleaciones de aluminio y aluminio forjado existen más de 400 tipos.

Si quieres conoce más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: tjventas@coastaluminum.com