El aluminio ha tomado popularidad las últimas décadas, ya que cuenta con excelentes propiedades para el sector de la construcción y la arquitectura, gracias a sus excelentes propiedades e infinitas posibilidades.

De forma natural, cuenta con propiedades anticorrosivas, que, junto con su bajo mantenimiento, hacen que se convierta en un material con una larga vida útil, ideal para la utilizarlo tanto en exteriores como en interiores.

Cuenta con innumerables posibilidades de formas y acabados, lo que lo convierte en un material con gran versatilidad, consiguiendo una gran infinidad de resultados diferentes en cada proyecto.

La ligereza de este material hace que sea una solución idónea para el sector de la construcción, ya que genera un menor costo en el transporte del material y una mayor facilidad en la instalación en obra, lo que también conlleva un ahorro de coste en el mismo. Estas son sus grandes características:

  • Resistencia a la corrosión
  • Conductividad
  • No es tóxico
  • Versatilidad
  • Material reciclable